Beatriz Alonso, directora de renta variable de BME: “Desde BME tratamos de acompañar a las empresas en todo su proceso de crecimiento”

 

Por Estrategias de Inversión

    

-¿Por qué es importante para las empresas cotizar en Bolsa?

    

Hay varios motivos. Entre los más relevantes se encuentra la transparencia, la visibilidad y un prestigio muy importantes para las empresas que están cotizadas, no solo para los inversores nacionales sino también para los inversores internacionales. 

    

Una segunda razón por la que estar cotizado es una ventaja, es porque las compañías tienen un mejor y acceso más flexible a la financiación utilizando los mecanismos de mercado, que no solo se quedan en la salida a bolsa, sino que van acompañados después a lo largo de la vida de las compañías de las ampliaciones de capital. 

    

La cotización en bolsa permite una valoración objetiva de la compañía, en la que intervienen todos los participantes, inversores e intervinientes en el mercado, tanto nacionales como internacionales e institucionales o minoristas. Nos interesa esa diversidad que da la valoración objetiva a las compañías. 

    

Por otro lado, el hecho de estar cotizado en bolsa, permite a las compañías dar acceso a nuevos accionistas sin, por ello, perder el control de la compañía o de la gestión. Por último, en un momento en el que el buen gobierno corporativo es cada vez más relevante, el estar cotizado en bolsa puede parecer exigente, pero, al mismo tiempo, supone un compromiso de transparencia, de calidad y de solvencia, que van de la mano del crecimiento de las compañías.